Nacimiento Vivo donde el Derecho de Nacer es Sagrado ... HOME

  
 
 
 
 
 

La “píldora del día siguiente” y el riesgo de embarazos de adolescentes

A pesar de los distintos maquillajes que han pretendido camuflar el efecto abortivo del fármaco, muchos que están en desacuerdo ante la venta libre de la píldora, han recordado que esta decisión gubernamental aumentará la tendencia a las relaciones sexuales entre los jóvenes, y sin duda a la proliferación del SIDA. "Poner la píldora del día después al alcance de las adolescentes es dar un mensaje equivocado sobre la responsabilidad de la actividad sexual. Aprobar esta medida sólo contribuirá a aumentar el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual". Como el ejemplo: el Reino Unido es el país de la Unión Europea con la tasa más alta anual de adolescentes embarazadas.

El embarazo de adolescentes es un importante problema social. Muchos de estos embarazos terminan en aborto, y cuando el embarazo continúa, este suele ir unido a complicaciones físicas, psíquicas y sociales para ambos, la madre y el hijo. Para paliar este problema, algunas autoridades sanitarias propugnan la utilización de la “píldora del día siguiente”, la denominada contracepción de emergencia. Sin embargo, no está demostrado que con la utilización de esta píldora vayan a disminuir los embarazos no deseados, ni tampoco el aborto, entre las adolescentes.

En relación con ello, se ha publicado en el British Medical Journal un interesante trabajo realizado en Inglaterra, en donde se concluye que la utilización de la píldora del día siguiente no reduce los embarazos de adolescentes, ni tampoco el número de abortos: incluso favorece un aumento de los mismos.

Como concluye el trabajo, “la utilización habitual de la contracepción de emergencia se asocia con un incremento en el número de abortos, ya que las adolescentes embarazadas que abortaron habían utilizado antes de su embarazo la contracepción de emergencia más habitualmente que aquellas otras que después de quedarse embarazadas habían llevado hasta el final su embarazo”.

Como también se comenta en este estudio, “un mayor conocimiento y la posibilidad de acceso a la contracepción de emergencia se propugna como medio para reducir el número de abortos de adolescentes. Sin embargo se comprueba que las adolescentes que utilizaron la contracepción de emergencia tenían mayor riesgo de un embarazo no planeado, posiblemente como consecuencia de asumir mayores riesgos en sus relaciones sexuales”.

En cuanto a la reducción de los embarazos no planeados, es precisamente la difusión de la anticoncepción la que causa un aumento de los embarazos no planeados y por ende del aborto. Hay que añadir que todos los abortos provocados, legales e ilegales, comportan riesgos de lesiones graves (como infecciones, perforaciones del útero y hemorragias) y de muertes para las mujeres.

Es escalofriante saber que los organismos que promocionan los programas de salud reproductiva están trabajando en colaboración con la industria farmacéutica para mejorar a nivel mundial el acceso a las píldoras especialmente preparadas para anticoncepción de emergencia. Estos productos pueden lograr que la anticoncepción de emergencia sea más fácil de suministrar y de utilizar en numerosas situaciones. De ello se puede esperar, lamentablemente, un intenso mercadeo para promocionar estos fármacos y dispositivos en todo el mundo. ¡No sea que a ese mercadeo le llaman "educación" sexual y no es otra cosa que la promoción (sutil o no tan sutilmente) del libertinaje sexual!; –sobre todo entre adolescentes y jóvenes– con el objeto solapado de crear clientes de anticonceptivos, bajo los falsos pretextos de "reducir los embarazos no deseados" o los "abortos realizados en condiciones de riesgo".

En suma, la legalización y promoción de ese fármaco alienta moralmente un ejercicio irresponsable e indiscriminado de la sexualidad y aumenta así el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

Tenemos información suficiente para poder decir, que desde que se dieron las políticas de "sexo seguro", por donde se han ido aplicando, se han ido multiplicando los embarazos en adolescentes, los abortos, las enfermedades de transmisión sexual (ETS), la violencia contra la mujer y el niño, los divorcios, los niños abandonados, el suicidio juvenil, la drogadicción y la desintegración familiar.

La píldora del día siguiente no es un tema banal. Su comercialización va a fomentar la frivolidad en la conducta sexual de los jóvenes, por ser ellos los más vulnerables a estas medidas. La píldora del día siguiente no soluciona nada, al contrario, nos empobrece como sociedad y mucho más como personas. Las medidas a tomar ante los embarazos no deseados deberían ser acordes con el valor de toda vida humana, es decir, de apoyo total a la gestante, a la educación en el respeto, el autodominio y el autocontrol, verdaderas claves del progreso personal y democrático.

 

 

Copyright © 2004 Nacimiento Vivo. All Rights Reserved. | contacto nacimientovivo@yahoo.com