Nacimiento Vivo donde el Derecho de Nacer es Sagrado... HOME

  
 
 
 
 
 

MANOS DE PODER

"MANOS DE PODER" por Gilbert Bowé y Carol de Bowé. En este libro se revela la importancia de una vida equilibrada basada en la devoción y la meditación, del equilibrio armonioso de la unión conyugal y de la sabiduría implícita en el nacimiento, haciendo brillar una nueva luz acerca del parto en armonía con las fuerzas cósmicas del universo, del derecho de nacer y de la defensa de la vida. Cuando Ud. lee este libro entenderá que no hay ninguna razón para estar a favor del aborto y solo puede decir sí a la vida. Descargue el libro gratis en PDF

Curiosamente todos aquellos que son a favor del aborto... ¡¡¡han nacido!!!

Nuestros Objetivos

Quienes profesan un respeto profundo a todos los seres humanos sin excepción, estiman que jamás uno de ellos puede ser expuesto al riesgo próximo de ser destruido.

Concluiremos en la necesidad de una educación sobre estos temas tanto en el ámbito biomédico como de la población en general. Como resultado de un estudio personal de campo, aportamos un dato científico más con el cual desarticular el falso concepto de “aborto seguro”, que llevó a Estados Unidos a legislar a favor del mismo. Así, trabajamos para que Latinoamérica no continúe incorporando la misma política en su legislación.

La posición contra el aborto es una posición sobre todo HUMANA y de CONCIENCIA, más bien no de religión o política.

Nuestro objetivo es defender la dignidad de la vida humana y el entorno natural en el que vive sin exclusiones de ninguna clase; estudiar y proponer soluciones a las causas de las grandes diferencias y desigualdades que se dan hoy en día entre los habitantes de países del Norte y del Sur y entre gentes ricas y pobres, así como presentar criterios alternativos de excelencia para una mejor comprensión de las realidades humanas.

El control demográfico no resuelve problemas sociales sino que crea otros, aumentando la pobreza. Para custodiar la vida en América Latina se propuso el apostar por la educación no formal; revalorar a la mujer como custodia de lo humano; entender al hombre como multiplicador, no como consumidor de bienes. Se destaca y se alerta del interés económico y de la búsqueda de poder en las políticas antinatalistas y el intento por sustraer el alma de las naciones alterando sus paradigmas de conductas sociales.

Destacamos el Derecho a la Vida como fuente primaria de todos los derechos y como condición inherente al MANTENIMIENTO DE LA PAZ. Una cultura de la acogida es una cultura de la paz.

Entendemos que una genuina respuesta pasa por la educación y el desarrollo, solo a partir de ellas se podrá generar un marco para el respeto y la dignidad humana, es evidente que estas herramientas son más costosas que la salud reproductiva, pero más firmes y duraderas.

Existen una infinidad de Asociaciones como Liga de madres, Caritas, Manos Unidas etc., que poseen la virtud de estar en contacto diario con los necesitados. Educar desde allí, formar parte de esta educación no formal que implica entonces conocer las distintas realidades (geográficas como socioculturales) y las diferentes problemáticas.

Nuestras metas son el respeto a la vida, el fin de la violencia y la promoción y la práctica de la no violencia por medio de la educación, el diálogo y la cooperación. Nuestro objetivo es fomentar un respeto absoluto hacia la vida humana reduciendo el número de abortos utilizando una educación masiva por los medios de comunicación y un programa de orientación dirigido a la educación no formal, impulsando a las poblaciones a un cambio cultural que repercuta en sus vidas.

Los sistemas educativos se organizan para atender, mediante el proceso de enseñanza y aprendizaje, el desarrollo de las destrezas cognoscitivas, sociales y ocupacionales que respondan a la situación existente. Sólo así la educación es pertinente y cumple con su propósito de orientar a los estudiantes y prepararlos para la vida. Es necesario, entonces, que el Sector de Educación oriente su política pública hacia una sensibilización respecto a los programas de salud sexual y reproductiva realzando una campaña de orientación en contra del aborto.

Este programa de concienciación deberá desarrollar la sensibilidad y unos principios ético-morales que conviertan al estudiante en una persona positiva, respetuosa de sí mismo, de su familia, de su entorno social y de su cultura. Este ser humano poseerá los valores y virtudes humanas universales.

Aquellos que promueven el aborto y la "anticoncepción de emergencia" omiten datos y publican inexactitudes y medias verdades que privan a las mujeres de su derecho a un consentimiento informado. Por ejemplo, el reclamo principal es que los AE no causan abortos y no "afectan los embarazos".

Muchas mujeres y hombres no son conscientes de lo que implica la interrupción voluntaria del embarazo (aborto inducido): nunca se enteran –y los implicados en las intervenciones abortivas toman mucha cautela a no informarles– que el bebé en el vientre que han decidido a asesinar tiene brazos, deditos y chupa el pulgar; …es un bebé perfectamente desarrollado que está en pleno crecimiento y… ¡siente dolor! Además no son conscientes, ni tampoco informados, acerca de los riesgos de tal intervención que a veces lleva a la muerte de la madre o le provoca graves daños físicos; traumas post-aborto que jamás podrán sobrellevar.

Es preciso informar a la población y sobre todo a la juventud; es ella que está de sobremanera expuesta a optar por el aborto (muchas veces presionados por los adultos) sin considerar los graves riesgos que esto incluye, sin considerar el declive de la ética moral: asesinar al hijo propio es el crimen más grande de la humanidad; los jóvenes no están conscientes de la gravedad de sus actos debido a la desinformación y las propagandas de los organismos pro-aborto.

Muchas mujeres son o serán victimas de estas propagandas y se dejan llevar a cometer algo de lo que posteriormente se resentirán… ¡pero ya será demasiado tarde!

Urge llevar a cabo programas de concienciación para alertar a las madres y a los jóvenes acerca del peligro de una decisión equivocada y de las consecuencias que ésta acarrea.

Los riesgos físicos y psicológicos del aborto son mucho más elevados de lo que la gente cree. La mayoría de las mujeres que se hacen practicar el aborto no estaba consciente de los riesgos del mismo, porque éstos no habían sido reportados adecuadamente. En un libro titulado Women’s Health after Abortion: The Medical and Psychological Evidence ("La salud femenina después del aborto: la evidencia médica y psicológica"), un Instituto examinó más de 500 estudios sobre los riesgos para la salud de la mujer que han sido vinculados al aborto. Estos riesgos incluyen el cáncer de mama, la infección de la pelvis, la infertilidad, el embarazo ectópico y el suicidio. Dejando de lado el hecho de que el aborto mata a un ser humano no nacido, uno de los autores preguntó: "Si una mujer desconoce estos riesgos, ¿cómo puede dar su consentimiento informado al aborto?"

La educación debe llevarse a cabo desde temprana edad. Educar los niños acerca del aborto no es tan difícil como muchos creen. Los niños son particularmente receptivos al mensaje que todas las personas son iguales y que hay aspectos que no son correctos. Tienen un sentido agudo para la justicia y la franqueza. Ellos saben lo que significa cuando alguien necesita protección de peligros de los cuales no pueden defenderse y que tampoco no entienden. Saben lo que es un bebé, y saben que es un crimen matar a un bebé. Además tienen una edad lo suficientemente tierna como para no haber practicado las acrobacias mentales y los ejercicios de negación, necesarios para desarrollar y mantener una posición pro-abortiva.

Así, ellos entienden el problema clave que implica la tragedia del aborto. El aborto está construido sobre la mentira que los más pequeños y los más débiles entre nosotros tienen menos valor e incluso pueden ser aniquilados.

No es necesario enseñar a los niños los detalles de la reproducción antes que aprendan que el aborto es malo. La base para la enseñanza en contra del aborto no es el sistema reproductivo, sino la dignidad y el valor de cada persona humana, no importa si esta persona sea grande o pequeña, joven o de edad, saludable o enferma, querida o no querida, conveniente o inconveniente.

La base para la enseñanza dirigida a niños y jóvenes contra el aborto es la misma con la cual les enseñamos que el mandato: “no debes matar” se aplica a todas las categorías de personas.

Es así, que desde muy temprana edad se debe enseñar el factor: RESPONSABILIDAD. Los jóvenes y las parejas de todas edades deben ser informados qué implica la Maternidad Responsable y la Paternidad Responsable. Son ellos los únicos responsables de sus actos y deben ser plenamente conscientes que sus conductas sexuales les pueden llevar a un embarazo deseado o no-deseado. Existen suficientemente métodos naturales como para evitar un embarazo no-deseado si la pareja fuera responsable...; un embarazo deseado, sin embargo, lleva la pareja hacia la felicidad y la plenitud de sus existencias.

 

 

Copyright © 2005-2012 Nacimiento Vivo. All Rights Reserved. | contacto nacimientovivo@yahoo.com