Nacimiento Vivo donde el Derecho de Nacer es Sagrado... HOME

  
 
 
 
 
 

El Aborto en el Mundo

Se habla de planificación familiar o procreación “responsable” y se hace más hincapié en responsable, los organismos internacionales y las ONG’s comprometidas en la disminución de la población promueven campañas de gigantesca magnitud dirigidas hacia la “responsabilidad”que acarrea traer un niño al mundo como si fuera un peso insostenible para la humanidad y esos padres, dicen, son “responsables” de contribuir al aniquilamiento de las próximas generaciones; ante esta situación la libertad de los individuos tiene poco espacio.

A esta altura cabe alguna propuesta, es evidente que cuando en los documentos de las Naciones Unidas se utiliza la expresión “Políticas de Población” lo hace desde una postura neomalthusiana considerando solamente una política de control de la natalidad, en su defecto emplea él termino “políticas pronatalistas”. Ahora bien una política de población puede ser de control, pero la expresión es mucho más rica, posee una mayor amplitud en el caso de países como los nuestros, si acatamos la política de la UN nos lleva al suicidio, sin pasar por el desarrollo.

Por eso cuando se plantea la discusión sobre salud reproductiva como medio para disminuir la fecundidad, y en consecuencia disminuir la pobreza, se quita el foco de atención del objetivo real, se plantean soluciones mediatas para un problema más hondo, que es la Pobreza, su eliminación o disminución, achicar la brecha de las diferencias socioeconómicas en el país y de este con el resto del mundo.

A nivel mundial la cuarta parte de los embarazos, que se calculan en casi 180 millones anualmente, terminan en aborto inducido, así lo señala un artículo titulado "La incidencia del aborto inducido a nivel mundial", publicado en la revista "Perspectivas Internacionales en Planificación Familiar.

El informe señala que durante 1995 se realizaron aproximadamente 46 millones de abortos en todo el mundo. De ellos cerca de 26 millones fueron legales y 20 millones ilegales. Asimismo, aproximadamente 35 de cada 1000 mujeres de 15 a 44 años se practicaron un aborto en ese año.

El número de abortos inducidos creció en tres millones a comparación de 1987, donde se estimaron 43 millones, de los cuales 15 millones fueron clandestinos. Además, las regiones en vías de desarrollo, donde vive el 79% de la población mundial, representan el 64% de los abortos legales realizados en el mundo entero y el 95% de los abortos ilegales

El mismo informe señala que en el Perú se realizaron durante 1989 aproximadamente 271 mil abortos; actualmente las estimaciones sitúan esta cifra en cerca de 300 mil, pero no existen datos exactos. En ese año se conoció que 56,1 mujeres de cada 1000 se indujeron el aborto, y que el 30 por ciento de los embarazos fueron interrumpidos.

Afirman además que cinco de cada 100 peruanas entre 15 y 49 años se provocan un aborto cada año. Es decir, ocurren cerca de 300 mil abortos inducidos anualmente, y similar cantidad de nacimientos no deseados.

El documento señala también que nuestro país posee la segunda tasa más alta de mortalidad materna en América del Sur, con 265 mujeres muertas por cada cien mil nacidos vivos. El aborto se constituye en una de las principales causas de muerte, y afecta principalmente a las mujeres más pobres y jóvenes.

Los abortos clandestinos tienen costos adicionales. El Instituto Alan Guttmacher encontró que en Chile, donde se practicaron unos 159,000 abortos en 1990, unas 31,930 mujeres fueron hospitalizadas por complicaciones postaborto. La estadía hospitalaria promedio para tales complicaciones va de 2.6 a cinco días, a un costo anual de U.S. $ 15 millones para el sistema de salud.

En la actualidad, hay en el Perú un alto índice de abortos practicados en condiciones inseguras. Aun cuando la clandestinidad en que se realiza dificulta la estimación de su magnitud, se calcula que es la forma en que culmina 30% de los embarazos que se producen anualmente.

En promedio, cinco de cada cien peruanas de 15 a 49 años se provocaría un aborto cada año. Con esta tasa, en 1997 se habrían producido en el país 324,000 abortos, lo que representó a su vez la causa directa de 22% de las muertes maternas.

Con todo y a pesar de su ilegalidad, el tratamiento de las complicaciones de aborto demanda una atención significativa del sistema público de salud, frente a lo cual diversas organizaciones han manifestado preocupación por la calidad de los servicios de atención post aborto.

Son escasas las estadísticas confiables. En 1995, el Instituto Alan Guttmacher, con sede en EEUU, preparó un informe basado en datos de Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, México y Perú. El número total de abortos en estos países fue de casi 2.8 millones al año. Brasil encabezó la lista con 1.43 millones, pero la tasa más alta por 1,000 mujeres fue la del Perú, 51.8, seguido por Chile con 45.4 y República Dominicana con 43.7.

Pathfinder y otras organizaciones están actualizando las cifras para el Perú. Según conclusiones iniciales el número de abortos ha aumentado a entre 300,000 y 350,000 por año, después de sumar unos 271,000 en 1989. Si en otros países se han dado aumentos similares, el total para la región podría ascender a unos 4.4 millones al año.

 

 

Copyright © 2004 Nacimiento Vivo. All Rights Reserved. | contacto nacimientovivo@yahoo.com